martes, mayo 21, 2024

IA en el trabajo: ¿reemplaza a las personas o las potencia? Llegó la fuerza laboral aumentada

La inteligencia artificial y la automatización están transformando el mundo del trabajo y, por lo tanto, las habilidades que demandan las empresas. Un informe de IBM revela cómo las organizaciones pueden aprovechar el potencial de las alianzas entre humanos y máquinas.

El avance de la inteligencia artificial (IA) y la automatización está cambiando radicalmente la naturaleza del trabajo y las competencias que se requieren. Según un informe del Foro Económico Mundial, entre 2020 y 2025 se perderán 85 millones de empleos en todo el mundo por el impacto de estas tecnologías, pero se crearán 97 millones de nuevos roles.

Esto implica que los trabajadores tendrán que adaptarse y adquirir nuevas habilidades para colaborar con las máquinas. Pero también que las organizaciones tendrán que replantear sus modelos de negocio, sus procesos y sus estructuras para aprovechar al máximo el potencial de la fuerza laboral aumentada.

Un reciente informe del IBM Institute for Business Value (IBM IBV), basado en encuestas a más de 3.000 ejecutivos y 21.000 trabajadores de 28 países, ofrece algunas claves para afrontar este desafío. El informe identifica tres prioridades que pueden ayudar a las organizaciones a elevar a sus empleados y obtener una ventaja competitiva:

  • Transformar los procesos tradicionales, los roles laborales y las estructuras organizativas para impulsar la productividad y habilitar nuevos modelos de negocio y operativos.
  • Construir alianzas entre humanos y máquinas que potencien la creación de valor y el compromiso de los empleados.
  • Invertir en tecnología que permita a las personas centrarse en tareas de mayor valor y que impulse el crecimiento de los ingresos.
La transformación del modelo operativo puede fomentar el crecimiento empresarial, la innovación y la capacitación de los trabajadores. | Canva Pro

El papel clave del modelo operativo

Según el informe, el éxito en la era de la fuerza laboral aumentada depende en gran medida de un cambio de perspectiva. Los ejecutivos de las organizaciones más exitosas están evolucionando su modelo operativo para reflejar nuevas formas de trabajar, poniendo las nuevas tecnologías en el centro. En lugar de simplemente incorporar innovaciones a un modelo obsoleto, están descomponiendo el negocio en sus elementos más esenciales.

El informe señala que las organizaciones que han renovado su modelo operativo han superado a sus pares en rentabilidad, crecimiento de ingresos, innovación y retención de empleados. Estas organizaciones han logrado adaptar su modelo operativo para apoyar el trabajo aumentado mediante:

  • Adoptar formas de trabajar centradas en el producto, dando a los equipos objetivos que cumplir, no tareas que realizar.
  • Aprovechar los datos para obtener información sobre cómo se hace el trabajo y dónde se pueden mejorar los procesos.
  • Facilitar la colaboración con el ecosistema, simplificando y automatizando el trabajo a través de la red y ofreciendo resultados más significativos.

La importancia del factor humano

Pero impulsar el crecimiento con la fuerza laboral aumentada requiere algo más que objetivos claros. Los líderes deben entender qué quieren realmente las personas de su trabajo y usar la tecnología para mejorar su experiencia. Esto puede implicar también renovar los valores empresariales y el código ético.

Al comparar los resultados de las encuestas a empleados y ejecutivos, el informe revela algunas ideas que los líderes pueden usar para aumentar el compromiso y la productividad con la automatización y la IA. Por ejemplo:

  • Fomentar una cultura de experimentación e innovación, comunicando que se aceptan algunos errores en el camino.
  • Potenciar a los mandos intermedios, que pueden ayudar a los empleados a navegar por la incertidumbre en torno a las nuevas tecnologías y mantener el trabajo alineado con los objetivos estratégicos.
  • Dar más sentido al trabajo, destacando cómo la IA puede ayudar a las personas a centrarse en tareas más significativas, algo que los empleados valoran por encima de otros atributos como la autonomía, la equidad o las oportunidades de crecimiento.

Cuatro pasos para triunfar con una tecnología centrada en las personas

La transformación digital implica muchos desafíos técnicos, pero también una transformación del talento. Crear alianzas sólidas entre humanos y máquinas, y una verdadera fuerza laboral aumentada, es necesario para aprovechar la tecnología que puede ofrecer una ventaja competitiva.

El informe propone cuatro acciones que las organizaciones pueden tomar para alinear sus inversiones tecnológicas con la estrategia, poniendo a las personas en primer lugar:

  • Priorizar con propósito. Reevaluar el plan de transformación empresarial, identificar las brechas entre el estado actual y el deseado, y definir un plan claro para cerrarlas. Rediseñar los roles laborales para reflejar el impacto de la automatización y la IA.
  • Liderar con el modelo operativo, no con la estructura organizativa. Alinear el trabajo con la experiencia del cliente, organizar a las personas en redes de expertos que puedan responder a las necesidades del cliente, y definir flujos de trabajo de extremo a extremo basados en el producto.
  • Hacer el trabajo más gratificante. Mantenerse conectado con la realidad, dar a las personas un espacio para recomendar tareas que se podrían automatizar, y hacer el trabajo más personal, explicando cómo contribuye al valor de la organización.
  • Invertir en el talento tanto como en la tecnología. Posicionar la recualificación como una oportunidad, crear mapas de carrera interactivos con indicaciones dinámicas, y apoyar la mejora continua.

El futuro es hoy

La era de la fuerza laboral aumentada es una oportunidad para reinventar el mundo del trabajo y liberar el potencial humano. La IA y la automatización no vienen a sustituir a las personas, sino a complementarlas y potenciarlas. Pero para ello, se necesita una visión estratégica, un modelo operativo flexible y una cultura centrada en las personas. Las organizaciones que sepan aprovechar el poder de las alianzas entre humanos y máquinas serán las que lideren el futuro.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ÚLTIMAS NOTICIAS