miércoles, junio 19, 2024

Claves y desafíos para que más mujeres trabajen en tecnología en América Latina

América Latina enfrenta una severa brecha de género en tecnología. Descubre cómo abordar este desafío y promover la inclusión de las mujeres en el sector tecnológico.

La brecha de género en la industria de tecnologías de la información (TI) es un problema global que afecta a América Latina con especial severidad. Según el Informe Global de Brecha de Género 2022, publicado por el World Economic Forum, se proyecta que, al ritmo actual de avance, América Latina y el Caribe alcanzará la paridad de género en 2089. Es decir, en 67 años.

Según el informe “La igualdad de género y la autonomía de las mujeres y las niñas en la era digital”, publicado por la CEPAL, en América Latina y el Caribe, la proporción de mujeres graduadas de carreras STEM en general no alcanza el 40% en la mayoría de los países. Esta proporción es aún menor en las áreas TIC: en Brasil solo el 15% de las graduadas en TIC son mujeres; en Chile, el 13%; Costa Rica, 20%; Uruguay, 18%. En otros países, la proporción es mayor, pero en ningún caso superan el 50%.

Melina Masnatta, emprendedora y especialista en tecnología educativa y diversidad, menciona el desafío de abordar el problema desde un enfoque sistémico: “Identificar las causas de las desigualdades en la región es un primer paso para poder desarrollar soluciones sostenibles, las mujeres no solo ven afectados sus intereses y potenciales trayectorias en STEM debido las brechas, sino también que el contexto cuenta con particularidades para este grupo en relación a las brechas salariales, de desarrollo de liderazgo, de tareas del cuidado, de acceso una formación de calidad, etc. Entenderlas es la clave para generar respuestas que acompañen al talento diverso en la industria, ya que es factor decisivo además para los desarrollos económicos de los países”.

Por su parte, Natalia Jasin, directora y fundadora de Bounty EdTech, señala que para cerrar las brechas no alcanza con los esfuerzos aislados de los diferentes actores. “Garantizar el acceso a conectividad, dispositivos, a formación y empleos de calidad requiere de un proyecto integrado entre sectores. Gobiernos, empresas, academia y organizaciones de la sociedad civil tienen la oportunidad de trabajar juntos no sólo para reducir brechas de género, sino de aportar a la mejora de la calidad de vida de las mujeres de la región y apostar por el crecimiento y desarrollo de un sector clave para la economía regional como lo es la Industria del Conocimiento”, afirmó.

Melina Masnatta y Natalia Jasin durante el encuentro global Bett UK 2023, en Londres.

Desarrollo con inclusión

La industria de TI es una de las más dinámicas y prometedoras de la economía global. Cerrando la brecha de género en TI, América Latina puede aprovechar todo el potencial de este sector para crear empleos, impulsar el crecimiento económico y construir un futuro más equitativo.

El último informe del World Economic Forum señala que los trabajos más demandados en el futuro serán los que requieren habilidades en TI, como inteligencia artificial, análisis de datos y desarrollo de software. Sin embargo, las mujeres aún están subrepresentadas en estos roles.

Para que más mujeres ocupen estos trabajos, es necesario que las empresas y los gobiernos inviertan en programas de capacitación y desarrollo para las mujeres en TI. También es importante promover la igualdad de género en el lugar de trabajo para que las mujeres tengan las mismas oportunidades de avanzar en sus carreras.

«Con el objetivo de colaborar en el proceso de cerrar las brechas de género en la industria IT, desde Bounty EdTech formamos parte del Comité de Mujeres en Tecnología #juntasnospotenciamos. Creemos que estos espacios son fundamentales no sólo para convocar a diferentes sectores y actores, sino también para fomentar la diversidad, equidad e inclusión en todos los entornos laborales y construir una sociedad más equitativa», afirmó Jasin.

Con un esfuerzo conjunto, América Latina puede cerrar la brecha de género en TI y garantizar que todas las mujeres tengan las mismas oportunidades de participar en esta industria en auge. En este sentido, el documento de la CEPAL menciona cuatro dimensiones para el desarrollo tecnológico desde una perspectiva de género: 

  • Acceso: cuatro de cada diez mujeres no están conectadas o no pueden costear una conectividad efectiva.
  • Uso: déficit de habilidades digitales, especialmente habilidades digitales avanzadas.
  • Apropiación: menor participación de las mujeres en el mercado laboral en línea, y menor acceso a servicios digitales (educación en línea, servicios de salud, servicios financieros).
  • Creación y desarrollo: baja presencia de mujeres en carreras relacionadas con campos STEM, especialmente las TIC. Violencia digital de género obstaculiza su inclusión plena en ecosistemas digitales

Ampliar la perspectiva

Con un esfuerzo conjunto, los gobiernos, el sector privado y las organizaciones de la sociedad civil pueden cerrar la brecha de género en TI y garantizar que todas las mujeres tengan las mismas oportunidades de participar en esta industria en auge.

“Los gobiernos deben liderar el camino, adoptando políticas públicas que promuevan la igualdad de género en TI. Estas políticas deben incluir medidas para abordar los estereotipos de género desde edades tempranas, aumentar el acceso a la educación STEM, crear entornos de trabajo más inclusivos y apoyar a las organizaciones que trabajan para cerrar la brecha”, afirmó Jasin, quien lidera la implementación de proyectos de educación y tecnología en América Latina a partir de la conformación de a partir de la construcción de alianzas multisectoriales.

Las empresas, tanto las de base tecnológica como de cualquier sector, pueden adoptar políticas y prácticas que promuevan la igualdad de género en el lugar de trabajo. Esto incluye políticas de diversidad e inclusión, como también el impulso de iniciativas de desarrollo profesional para las mujeres.

Por su parte, las organizaciones de la sociedad civil también tienen un papel importante en la promoción de la igualdad de género en TI. Estas organizaciones pueden ofrecer programas de capacitación y desarrollo para mujeres en TI, abogar por políticas públicas que promuevan la igualdad de género y generar conciencia sobre la importancia de la diversidad en la industria.

“Hoy articular de manera interseccional es la base, y va de la mano con identificar que la interseccionalidad también se encuentra en las definiciones de esos grupos de interés que hoy son minoría en la industria, y que pueden ser la clave para no generar nuevas exclusiones, por ejemplo: considerar desde la diversidad generacional hasta el multiculturalismo, o incluso las diversidades invisibles, como lo son las neurodiversidades”, menciona Melina Masnatta, quien los últimos años se dedicó a generar programas e iniciativas en el ecosistema IT. 

Cinco claves para identificar las desigualdades y promover el desarrollo de las mujeres en el sector tecnológico

Para cerrar la brecha de género en TI en América Latina, es necesario abordar estos desafíos. ¿Cómo hacerlo? Aquí, algunas claves:

  1. Derribar estereotipos: es importante educar a las niñas y a las mujeres sobre las oportunidades que ofrece la industria de TI. Los padres, los maestros y los empleadores deben promover la igualdad de género en las carreras STEM.
  2. Aumentar el acceso a la educación STEM: los gobiernos y las empresas deben invertir en programas para aumentar el acceso de las niñas y las mujeres a la educación STEM. Estos programas deben incluir programas de becas, mentorías y oportunidades de aprendizaje práctico.
  3. Crear un entorno de trabajo más inclusivo: las empresas deben adoptar políticas y prácticas para promover la igualdad de género en el lugar de trabajo. Esto incluye políticas contra el acoso sexual, programas de diversidad e inclusión, y oportunidades de desarrollo profesional para las mujeres.
  4. Apoyar a las organizaciones que promueven la igualdad de género en TI: existen muchas organizaciones que trabajan para cerrar la brecha de género en TI. Las empresas y los gobiernos pueden apoyar estas organizaciones para amplificar su impacto.
ARTÍCULOS RELACIONADOS

ÚLTIMAS NOTICIAS